Et en parle aussi peu de ça

Ça fait déjà plus de deux semaines, et je ne sais plus combien fois j’ai écrit ce post.

Parce que des fois j’ai besoin de quelqu’un, juste qu’il soit là, sans plus, juste là ; des fois cet endroit, est juste ici.

Les premiers lignes que j’ai écrit éteint trop triste, parce que pour ça nous ne sommes pas préparés, même quand ça arrive tôt.

Depuis mon anniversaire, l’idée commencé à nous plaire, pourquoi ne pas chercher le troisième. Plus exactement si vous demandez à monsieur, pourquoi ne pas chercher le garçon. Et comme dans les deux grossesses précédents, nous n’avions pas commencé à en parler, que-il est arrivé.

Vous savez, j’étais vraiment confiante, mes deux premières grossesses se sont tellement bien passes –même si pour la première nous avons eu quelques frayeurs, trop débutantes-.  Donc j’étais sure de moi, tout ira bien, et tout allez bien.

Pour la premier fois j’ai pu partager la bonne nouvelle avec la famille, j’ai pu le dire à vive voix, et non par téléphone, j’ai pu voir ses réactions, et ça, j’ai vraiment profitez, pour celles que comme moi habitez loin de chez soi, vous savez c’est quoi. Ces nouvelles se sont celles que nous avons vraiment de partager en famille.

Cet été, ces deux semaines et demi des vacances en famille, je les ai vraiment savoure, au fond. La photo, la preuve d’un bon jour, d’un tres bon jour, quand on y allez encore devenir cinq.

Parce que tout à une fin, des fois vraiment plutôt que nous aimerons.

Deux jours après le retour des vacances, visite aux urgences et le compte rendu du gyneco n’était vraiment pas optimiste. Il disait que oui, bébé était là et il disait aussi : ‘’madame a était prévenu de la possibilité d’une FCS’’. Et même si elle et moi nous avons en parle, quand j’ai lu le compte rendu, aussi tôt je tape sur Google ‘’FCS’’, et oui, Fausse Couche Spontanée, juste ça.

Et tu pars chez toi, avec la peur, avec les pertes, et en cherchant en Google tout qu’est que tu peux trouver sur le sujet. Oui, tu peux devenir dépressive assez rapidement, je dois apprendre à oublier Google, définitivement. Au moins, aux sujets médicaux.

Au fil des jours et vu que ma grande avait annoncé a tout le monde la bonne nouvelle (oui, elles voulaient –veulent- un bébé à la maison autant que nous), j’ai dû annoncer le contraire, la FCS. Et plus que mal, ça m’a fait du bien, surtout en parler avec une maman d’un ami de ma fille (oui, à la fin les mamans, nous finissions pour être aussi amies). Parce que oui, un des risque c’est de se sentir coupable, de se dire si nous aurions pu faire quelque chose pour l’éviter. Et comme tout dans la vie, en parler ça aide, beaucoup.

Ça va, 35 ans, un mari, un travail, 3 grossesses, deux filles, une fausse couche.

Et en recherche de la quatrième grossesse, nous voulons le/la troisième.

Croisons les doigts.

2 añitos después…

Hace dos años decidí a abrir este blog, hacia unos meses acababa de convertirme en bimadre, la vuelta al trabajo no fue como a me hubiera gustado y necesitaba, quien dice un cambio de aires, o algo nuevo.

Dos años después, este blog ha quedado como el rincón donde de vez en cuando me desahogo y poquito mas, soy incapaz de dedicarle mas tiempo, de escribir todo lo que realmente me gustaría, en fin, de sacarle mas juguillo. Pero estos dos años de blog -y algo menos de instagram-, si que me ha permitido saber que  es lo que quiero.

En estos dos años, y por ese ansia de querer dejar plasmado la infancia de mis bichillos, me he vuelto una loca de la fotografía.  Loca de esa fotografía casera, la que es capaz de capturar la inocencia del niño, su alegría contagiosa, su picardía, su amor incondicional por todo aquel que le mima un mínimo, de esa fotografía que me/les permitirá recordar  sus primeros años. Para ello, he estado sacando horas de donde no las hay para hacer algún cursillo que otro (muy recomendables los de las chicas de Hello Creatividad, de Charo Diez y de Rebeca Lopez Noval) al punto, que ahora, ando ahorrando para cambiarme de camera y realmente dar el salto y en algún momento, de aqui a unos meses, decir aquello que detrás de una buena foto, hay un buen ojo, el mío -por ahora, suelo decir que es la cámara que es estupenda, que también ;-P- .

Estos dos años disparando cual loca me han enseñado que si, que yo lo que quiero es disfrutar de ellas, que mi Carrera profesional Me Importa, Si, pero Mas lo hacen Ellas. Y aqui estoy, diciendo desde hace un par de años querer cambiar de trabajo y no hacerlo, mejor dicho, no tener tiempo. Porque el tiempo que me queda libre al final del dia, es para ellas, o bien porque ellas lo piden, o hay dias que soy yo quien las necesita.

Aun asi, este tiempo me esta sirviendo -a parte de para seguir pagando facturas- a decirme que a lo mejor cuando elegí el camino carrera profesional en la industria y no en la investigación/docencia, puede que me equivocara, porque ahora disfruto como una enana enseñando a mis monstruillos y a sus amig@s, que disfruto resolviendo las dudas de mis compañeros de trabajo, y me queman -demasiado- todas las decisiones comerciales/económicas en mi trabajo.

Dos años después, aqui sigo, con el mismo trabajo, pero menos agobiada, tomando distancia de los problemas laborales, viendo crecer a pasos agigantados a mis bichillos favoritos, disfrutando de mis nuevas aficiones y tomándome la vida con mas calma.

Dos años han pasado y visto de fuera nada ha cambiado, pero yo se que si.

De cuando te mira un tuerto

Y a medida que pasa el tiempo, creo que esto del blog, me queda grande, y no por falta de ganas, sino mas bien por muchisima falta de tiempo y muchos enanos que me crecen como si me hubiera mirado un tuerto!! Por que??

Hace ya unos meses… me dio por comprar un primer Bundle con un porron de cursos con una pintaca muy top de fotografía y cosicas DIY, y me dije, “nena, tu puedes”. Y por si fuera poco, cuando poco depues sacaron otro Bundle de cursos relacionando con el mundo blogueril, mi vena optimista se animo y lo pille. Y ahora unos meses mas tarde me encuentro con que del monton de cursos, solo he comenzado dos, y que ni siquiera los he acabado!! Apaga y vámonos!! Ahora me debato si escribir a los profesores y perdir si me dan acceso de nuevo, que uno de ellos era par email con el link y ahora… claro, ese link ya no funciona!! Superando el nivel extremo de desastre por la vida!!

Y direis, que tiene esto que ver con el tuerto y los enanos?? Pues vamos, que si solo he comenzado -sin acabar, detalle a no olvidar- un par de cursos, es por culpa de los enanos, y que cuando pense que ya, no mas, debio pasar un tuerto no muy lejos y mirarme mas.

Si os hago un resumen de estos rápidos a velocidad relámpago:

-Seguimos acumulando visitas al pediatra y especialistas varios (ORL, allergies), según mis compis de trabajo, que si tengo un abono de socio o es que quiero que nos nombren clientes del año… mirando el lado positivo, operan a monstruillo1 en 10 días de vegetaciones y drenajes… y guardo todas mis esperanzas en la repetida frase de la semana: “ya veras, va ser un cambio enorme, de la noche a la mañana se nota el cambio”

-Señor padre y yo, decidimos invertir ahorros y dejar de pagar alquiler, y como decir que el constructor -Cogedim- no respecto el contrato y esto de querer solucionar las cosas “al amigable” es de mear y no echar gota!! viendo a mi padre toda una vida trabajando de cara al publico en la construcción, y alucino en colores el trato que no están dando!! Y por mucho que me digan: “Rocio, tu entiende, para ellos es solo números y ni tan siquiera” no puedo calmarme, porque para mi, es mi vida y mis proyectos!!

-Del trabajo, decir que el cambio de jefa, y como esta afectando al equipo, y algun que otro detalle… pues una pierde la motivación, y si fuera fácil fácil cambiar de trabajito… pues…

Y podría seguir contado que mi cuerpo se esta solidarizando con los virus de mis enanas, y empieza a flaquear, que los finales de año, las facturas y los dineros no se llevan nada bien, y que cuando crecen los enanos y te mira un tuerto, la pareja se resiente…

Tuerto no me mires y enanos, en casa somos mas de gigantes.

Buen finde