Pueblo pequeño, tradiciones grandes

Soy de esas madrileñas que se escapaban al pueblo algún que otro finde, las vacaciones de verano y las fiestas de guardar como diría mi abuela. Hoy en dia, sigue siendo mi refugio.

Mi pueblo no es el mío en sí, más bien, el de mi madre. Un pueblito pequeño perdido en tierras zamoranas, al ladito de la sierra de la culebra, caminito de Sanabria.

Y no, no tiene mucho en especial, cuatro casas habitadas y muchas otras vacías y la nacional 631 que lo atraviesa. Creo que ahora censadillos, sean unos 100 habitantes, en sus años mozos -más o menos la quinta de mi madre- rondaron los 800 y muchos.

Pequeñito, pero que lleva toda la vida. En serio que este dato es cierto! Hablan de Pozuelo destacando su mascarada de invierno para el año mil y poco. Porque si es pequeñito, pero de grandes tradiciones, de esas que no se olvidan. Aunque los últimos años, la despoblación que ha sufrido la zona –véase los abuelos ya no están, la familia no viene al pueblo-, hace que se tema por su desaparición.

Estos últimos dos años se está notando demasiado, y yo, aunque sea poca cosa, al menos quiero dejar constancia. Dejar constancia de una de las mejores mascaradas de invierno de Zamora, El Tafarrón y La Madama.

Me permito, porque no soy nada objetiva, rectificar, la Mejor de Zamora.

Os iba a contar, describir la fiesta. Pero lo siento, os dejo visitar la página de la Wikipedia que más o menos os puede dar una idea, y si no echar un ojo aquí (https://rodriguezpascual.wordpress.com/2010/12/26/el-tafarron-de-pozuelo/). Más que nada, porque me he enterado que a la asociación del pueblo les negaron la declaración de fiesta de interés turístico regional de Castilla y León, porque es una mascarada más de Zamora.

Y si, yo discrepo, y mucho.

Porque señores de la Junta, NO, no es una más.

Díganme en que mascarada uno se ha de comprometer 3 años!

Díganme que mascarada hace participar a todo un pueblo!

Porque señores de la Junta, son 4 familias comprometidas durante 3 años a perpetuar la fiesta. Y eso, en un pueblo como el mío, significa todo el pueblo.

Porque no es una fiesta de quintos, no es un día y ya, no es un persona elegida del pueblo porque si y ya. NO

Es una fiesta en la que todos los hijos –y desde hace unos años hijas- del pueblo pueden participar, que a lo largo de los 2 años realizan diferentes papeles –según el orden de nacimiento-, y el ultimo día del segundo año y mediante Las Suertes, decidir quiénes serán los personajes principales en el último año.

Una fiesta que no son solo tres días, sino un mes. A principios de diciembre, al caer la noche, se deberán hacer sonar las cencerras. En palabras de mi madre: “la ilusión de niña de oír sonar las cencerras, sabias que era diciembre”. Y así todas las noches hasta el 25 de diciembre.

Una fiesta en la que no solo se involucran los jóvenes, sino sus familias, que invitaran al pueblo a comer durante 3 días.

Señores de la Junta no es una mascarada más, yo les invito al próximo año a venir porque es de esas fiestas que se viven.

Macro granjas: “No, gracias”

Hola!

Hace mil que no paso por aquí… lo que tiene una vuelta de vacaciones movidita, que la rutina se haya instalado de lleno en cero coma y a mí me cueste un mundo retomar ritmos, y sobretodo, tener la mudanza a la vuelta de la esquina y ver que se nos echa el tiempo encima y que aún nos falta mil cosas por decidir/comprar/clasificar…

Ay! que tomo aire… que solo de releer y repensar, me entran de nuevo los streseses.

Y aunque tengo mil y una preguntas/dudas y me harían falta otras tantas recomendaciones para la mudanza, hoy quiero pedir otro tipo de favorcito favorcete!

Ayer, hablando con una prima me he enterado que en mi pueblo, el de mi madre, en el que he pasado –y paso- mis vacaciones, y de donde tengo los mejores recuerdos familiares, al parecer la van a liar parda.

La cuestión, todo pinta a que van a poner unas macro granjas de cerditos en mi pueblo, y en el pueblo de al lado, donde si, también tengo familia.

Y diréis: ‘ey! si eso va crear trabajito y por tanto, repoblara la zona’ y la verdad, es lo primero que pensé! Pero después de leer los diferentes artículos entorno a las macro granjas y las diferentes recogidas de firmas en changer.org et avaaz.org, da cósica.

Mi pueblo sigue siendo de esos pueblos al más puro estilo pueblo, de apenas 200 habitantes censados, en los que el que no es familiar, es amigo. De esos pueblos en los que vuelve la vida en verano, en las fiestas de San Esteban (si aún me queda contaros nuestras fiestas! me lo reservo para otro post). La comarca sigue siendo de esas zonas rurales en las que se sigue haciendo las cosas a la antigua usanza, con mucho mimo, tomándose su tiempo. Porque mi pueblo, es de esos pueblos en los que parece que el tiempo se para, va a ralentí, no hay prisa.

Y una macro granja, mejor dicho, varias en la comarca, van a romper ese encanto, van a poner en riesgo a los pocos ganaderos que quedan en la zona, y si hago caso a lo que cuentan las noticias, además, estropearán las tierras y los acuíferos, vamos todo muy idílico y sanete.

Y sí, yo quiero -me encantaría- que algún día mi pueblo recuperara vida los 365 días del año, pero no a cambio de perder su esencia. Porque yo me pregunto, si están dispuestos a poner unas macro granjas, no pueden ser Bio?. Se podría aprovechar ese filón, no? Que más bio que las huertas del pueblo, que las carnes del lugar… no creo que haya.

Y qué queréis que os diga, que los chorizos que salgan de una macro granja de cerditos bien cebados al modo industrial NUNCA podrán estar a la altura del chorizo de la zona, ese que se amasa según las mezclas de pimentón y sal dictadas por los abuelos, ese que se deja curar sin prisas.

Si has llegado hasta aquí, ahora te dejo los links que han creado para recoger firmas e intentar parar estas macro granjas, y es cuando te pido el favor:

Una firma.

https://secure.avaaz.org/es/petition/Servicio_de_agricultura_y_ganaderia_de_Zamora_Junta_de_Castilla_y_Leon_MACRO_GRANJAS_PORCINAS_EN_POZUELO_DE_TABARA/

Mil gracias